A medida que la población mundial crece y la cantidad de tierra disponible para el cultivo disminuye, la obtención del mejor rendimiento posible por semilla es cada vez más importante. Nuestras tecnologías están diseñadas para mejorar la vitalidad y el rendimiento de las semillas de hortalizas y cultivos extensivos y, de este modo, contribuir a la seguridad alimentaria mundial.