Las semillas están recubiertas para protegerlas de los hongos nocivos presentes en el suelo y proteger el cultivo frente a los daños causados por las plagas en las primeras etapas de desarrollo. Los productos que protegen y nutren la semilla se integran en el revestimiento. En Incotec tenemos muchos conocimientos no sólo en el campo de la biología y la fisiología (la semilla), sino también en las técnicas de aplicación y en las formulaciones. Eso es lo que nos hace expertos en la combinación de semillas vivas con diferentes recubrimientos.